Servir y compartir las enseñanzas con compasión y desde el corazón es lo que me inspira día a día a dar mis clases, pero lo más hermoso es aprender tantas cosas de todas esas almas que se conectan en una sola respiración, es una postura y entonando un mantra, eso es Yoga.

Me siento muy agradecida de poder ser parte de este despertar de la conciencia, de ser un canal para transmitir y recibir todas estas enseñanzas y poder proyectar luz, paz, amor y bendiciones para todos los seres del Universo.