Pensamiento del Mes

Querida comunidad,

¿Cómo va su verano? Espero que todo bien, yo me vine a Tulum con mi familia, Emmett tiene 11 semanas y pensábamos que todo estaría cool… pero como dicen por ahí: “¿Quieres hacer reír a Dixs? Cuéntale tus planes…

No he salido casi del cuarto, no he tocado la alberca, ni el sol, ni la playa… A Emmett le dio un golpe de calor por el viaje y pues aquí estamos, encerrados en la habitación, con aire acondicionado y dándole pecho cuantas veces puedo para mantenerlo fresco e hidratado.

Creo que lo que hace valiosa a nuestra comunidad es poder tomar lo que sucede en nuestras vidas y volverlo espiritual, que sea justo las enseñanzas y la práctica.

He estado pensando mucho en el poder de la mente y creo que este ejemplo de mi situación nos puede ayudar mucho a ver que la realidad cambia, el clima, la salud, son cosas que no puedo controlar, si me hubiera creído que por estar en Tulum debería de estar en la playa tomando el sol, estaría sufriendo mucho. Yo escojo si deseo estar en este cuarto pasándomela realmente mal o puedo estar conectándome con mi bebé y descansar, depende de que es lo que crea y de mi aceptación con la realidad.

Creo que la espiritualidad nos lleva a recordar que no podemos controlar nada y que si seguimos tratando de cambiar el exterior para que mi estado interno esté en paz… la vida se me va a ser muy difícil. Creo que no hay mejor práctica que nuestras vidas, nuestras familias y nuestros viajes…

¡Nos vemos pronto en clase!

Namasté.
Durga Stef.